¿Qué será de mí? es un recopilatorio de lo que he aprendido hasta ahora en mi camino, el cual obviamente sigo recorriendo, y mi único objetivo es conseguir que tú seas capaz de ver la belleza que hay en ti y que aprendas a quererte como te mereces.

Sí sí, me refiero a TU belleza y a quererte A TI. Y estoy segura de que puedo ayudarte si:

  • Estás cansada de sentir que no eres suficiente para nada ni nadie.
  • Has tachado de su lista todo lo que se suponía que tenías que hacer para ser feliz y no entiendes por qué no lo eres.
  • Estás dispuesta a quitarte la venda del conformismo y empezar a vivir de una vez por todas.

No es un camino fácil, y para llegar a ese punto en el que estamos en paz con nosotras mismas, el primer paso es el que siempre queremos saltarnos:

MIRAR NUESTRA MIERDA A LOS OJOS.

IMG_6861

Puede sonar como suene, pero hasta que no seas capaz de hacerlo, el resto es una batalla perdida.

Y te digo esto porque a mí me ha pasado.

DSCF7580

Me llamo Raquel, y por casualidades de la vida, desde que era una niña mis padres han sufrido (y sufren) cada uno de sus propios problemas de salud, de esos que te hacen comprender que la muerte puede aparecer en cualquier momento y que la vida y el tiempo no esperan. 

Más tarde, en la adolescencia, sufrí abusos sexuales a los 13 años, lo cual me empujó, aunque yo en ese momento no lo sabía, a muchos años de trastornos alimenticios y de no valorarme en lo más mínimo.

Crecí enfadada con la muerte, enfadada con mi cuerpo, enfadada con el mundo y enfadada con la vida.

     

Yo trataba de alcanzar esa felicidad utópica pero no era capaz de ver cómo. ¿Qué c***? No veía nada. No fue hasta que me paré a pensar en todos aquellos grandes y oscuros momentos que habían conformado quién era yo, y a aceptar que eran míos en lugar de empujarlos hacia los rincones más escondidos de mi subconsciente para no verlos, que pude ver luz al final del túnel.

SÉ DUEÑA DE TU PROPIA HISTORIA

¿Conoces esa sensación de que, si dejas que la gente te conozca del todo, saldrán corriendo de tu vida?

Eso era lo que me repetía constantemente cual mantra, y un día cualquiera de Septiembre del año 2013, me miré al espejo y me pregunté por qué no terminarlo todo.

Si me preguntas qué me detuvo aquel día de quitarme la vida, no sabría responderte.

 

Lo que sí puedo decirte es que cambió mi visión del mundo, mi visión de mí misma, y, lo que es más importante: la visión de que esto, intentar ayudar a personas que se han llegado a sentir igual de pequeñitas que yo a salir de ese círculo vicioso de odio y autocompasión y abrir un mundo de posibilidades donde ellas sean sus propias dueñas, era lo que quería y tenía que hacer.

AQUEL SE CONVIRTIÓ EN EL MEJOR 

PEOR DÍA DE MI VIDA

A partir de aquel genialmente fatídico 2013, todo fue cambiando poco a poco, y mi desgana se convirtió en lo que algunos llamarían un culo inquieto.

  • Viví dos años en Londres, estudiando y trabajando.
  • Viajé tres meses por el sudeste asiático.
  • Llevé a cabo un proyecto llamado Última Parada: Libertad junto con Alicia Petrashova, en el que estuvimos por 6 países siguiendo la ruta de los refugiados de la guerra de Siria, del cual nació mi primer libro.
  • Volví a Londres a pasar el 2017, ahorrando para poder dedicarme a lo que quiero hacer: a esto.

Más de 4 años resumidos en escasas líneas, pero en los que he estado formándome de manera autodidacta en nutrición, deporte y cómo cuidarme a mí misma, y que han sido el puente hacia la persona que soy ahora.

No es algo que pasara de la noche a la mañana, por eso antes de seguir, de hecho, quiero pedirte algo: si lo que buscas es una píldora de la felicidad o 3 trucos para convertirte en Mrs. Wonderful de la noche a la mañana, deja de leer. No hay nada de lo que puedas encontrar en este blog que vaya a conseguirlo, porque el camino hacia el autoconocimiento es largo y conlleva mucho esfuerzo. Si no estás dispuesta a luchar por ti misma desde YA, no hay nada que yo pueda decirte que vaya a cambiarlo.

Si decides unirte a mí en esta lucha por descubrir cómo ser quién mereces ser, podrás leer nuevas reflexiones que subiré cada semana, contarme cosas sobre tu progreso o incluso venir conmigo en una de mis escapadas para desconectar más del mundo o menos de ti misma.

Algo que creo (y espero) haber dejado claro ya es que la decisión del cambio es tuya y solo tuya, por lo que al suscribirte no te mandaré SPAM, sino que simplemente  te mantendré informada cuando haya material nuevo pero sin bombardearte con información rollo “lee, lee, LEE!!!!“. Todo es, en última instancia, cosa tuya.

De modo que, si te parece, vamos a empezar a luchar para decidir por nosotras mismas quién queremos ser y cómo queremos serlo

Política de Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal | Condiciones de contratación